Cifras del año

Beneficio
neto

2.121 millones de euros

millones de euros

22

El mejor
resultado
de los últimos
seis años

EBITDA

millones de euros

29

2015

4.416

2016

5.226

2017

6.723

El mayor
EBITDA
de los
últimos
cinco años

Acción
Repsol

euros/acción
al cierre del ejercicio

46

Revalorización
en los dos
últimos años

Superando la
revalorización
del IBEX- 35

Gráfico de la acción

2015

10,12%

2016

13,42%

2017

14,75%

Deuda
neta

millones de euros

47

Reducción
de la deuda
neta desde
2015

Gráfico de la deuda

2015

11.934

2016

8.144

2017

6.267


Upstream

Upstream

632

millones de euros

resultado neto
ajustado

12 veces el
obtenido en 2016

Producción neta media
en 2017

Mayor nivel
de producción
de los últimos
seis años

695 miles de barriles equivalentes de petroleo al día

695

Miles de barriles
equivalentes
de petróleo al día

Gas

440 Kbep/d

Líquidos

255 kbbl/d

Reservas
probadas netas
en 2017

2.355 millones de barriles equivalentes de petroleo

2.355

Miles de barriles
equivalentes
de petróleo

Gas

1.738 Mbep

Líquidos

617 Mbbl


Downstream

Downstream

1.877

millones de euros

resultado neto
ajustado

7,9

Evolución
del índice
de margen
de refino
en España

dólares/barril

Uno de los
mayores indicadores
de margen
de refino
en Europa

7,9

Ventas
de productos
petrolíferos

Miles
de toneladas

Resultados

Repsol obtuvo un beneficio neto de 2.121 millones de euros en 2017, un 22% más que los 1.736 millones que alcanzó en 2016. En un escenario de precios bajos de las materias primas, la compañía, apoyada en las fortalezas de sus negocios y sus planes de eficiencia, alcanzó el mayor resultado neto de los últimos seis años.

El modelo de negocio integrado de Repsol facilitó que la compañía afrontase de manera satisfactoria la coyuntura y aprovechase la leve recuperación de los precios del crudo y del gas a partir de junio. La gestión orientada a la creación de valor y la flexibilidad y diversificación que proporciona la integración de los negocios impulsaron el beneficio neto ajustado, que creció un 25%, hasta los 2.405 millones de euros, frente a los 1.922 millones de 2016.

El resultado del área de Upstream se situó en 632 millones de euros, 12 veces el obtenido en el ejercicio anterior. A este aumento contribuyeron las medidas adoptadas en su plan de sinergias y eficiencias, el reinicio de la actividad en Libia y la subida de los precios internacionales de referencia.

En cuanto al Downstream, el resultado de 1.877 millones de euros se mantuvo en línea con los de ejercicios anteriores, lo que referencia a este área como gran generador de caja de la compañía. Durante el año, las áreas de Refino, Marketing, Trading, Gas & Power y Perú aumentaron sus resultados, el área de Lubricantes incrementó sus ventas y el área de Química mantuvo la robustez de los dos últimos años.

La buena marcha de los negocios de Repsol se tradujo en una subida del 29% del EBITDA, que con 6.723 millones de euros, logra el mejor dato del último quinquenio.

Paralelamente, la compañía redujo su nivel de deuda un 23% con respecto a 2016, hasta situarla en 6.267 millones de euros al cierre del ejercicio.

La ejecución del programa de sinergias y eficiencias generó cerca de 2.400 millones de euros de ahorro, con lo que Repsol batió las expectativas y superó un año antes de lo previsto el objetivo que se había fijado para 2018 en el Plan Estratégico, que era de 2.100 millones de euros.

2.405M€

mayor beneficio neto
ajustado de los últimos
seis años

La gestión de la compañía y el cumplimiento y superación de los objetivos anunciados al mercado tuvieron un impacto directo en las valoraciones de las agencias de rating, que mejoraron de forma unánime sus calificaciones.

Todos estos datos tuvieron su reflejo en la capitalización bursátil. La acción de Repsol experimentó una revalorización anual del 10%, que se eleva hasta el 46% en los dos últimos ejercicios.

En mayo de 2017, la compañía emitió un bono verde certificado con el que se convirtió en la primera empresa del sector del Oil & Gas en el mundo en utilizar este tipo de activo. Este bono va a permitir financiar más de 300 iniciativas encaminadas a mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones de CO2.

Una vez cerrado el ejercicio, el 22 de febrero de 2018, Repsol llegó a un acuerdo con Rioja Bidco Shareholdings, S.L.U., una sociedad controlada por fondos asesorados por CVC, para la venta de su participación del 20,072% en Gas Natural, por un importe total de 3.816.314.502 euros, equivalente a un precio de 19 euros por acción.

Resultado del ejercicio
Millones de euros 2016 2017 Variación
Upstream 52 632 580
Downstream 1.883 1.877 (6)
Corporación y otros (13) (104) (91)
Resultado neto ajustado 1.922 2.405 483
Efecto patrimonial 133 104 (29)
Resultados especificos (319) (388) (69)
Resultado neto (1.736) 2.121 385

Upstream

El resultado neto ajustado del área de Upstream ascendió a 632 millones de euros, lo que supone un aumento de 580 millones de euros respecto a los 52 millones que se obtuvieron en 2016.

Gracias a las medidas implantadas por la compañía dentro de su programa de sinergias y eficiencias, Repsol pudo aprovechar la recuperación de los precios del crudo y el gas, a lo que se unió el reinicio de la actividad en Libia para impulsar el resultado de este negocio.

La cotización media de las materias primas de referencia internacional se mantuvo en un rango bajo durante 2017, con 54,2 dólares por barril en el caso del Brent y 3,1 dólares por Mbtu en el del Henry Hub. En la segunda mitad del año, el mercado describió una tendencia alcista de precios y el Brent cerró el ejercicio por encima de 66 dólares por barril, su máxima cotización desde junio de 2015.

En este contexto, la compañía aumentó su producción neta media hasta alcanzar los 695 mil barriles equivalentes de petróleo diarios (bep/día), gracias al reinicio de la actividad en Libia, a los incrementos obtenidos en distintos activos y a la puesta en marcha de nuevos proyectos, como Juniper (Trinidad y Tobago), Lapa y Sapinhoa (Brasil) y Shaw, Cayley y Flyndre (Reino Unido).

Con esta cifra, Repsol superó el objetivo de 680 mil barriles equivalentes de petróleo diarios que se había marcado para el año 2017, a la vez que renovó sus reservas con una tasa de reemplazo orgánica del 93%.

Durante el ejercicio, Repsol alcanzó diversos hitos en proyectos que aumentan el valor de su portafolio, incluyendo la puesta en marcha de seis nuevos activos. Así, en el mes de agosto inició la producción de gas en Juniper (Trinidad y Tobago) y en octubre comenzó en Malasia la producción de crudo del proyecto de redesarrollo del campo Kinabalu. En noviembre empezó a producir en Sagari (Perú), de donde se extrae, aproximadamente, el equivalente a una cuarta parte del consumo peruano de gas.

En diciembre, Repsol y sus socios pusieron en producción el importante proyecto de gas de Reggane Nord, en Argelia, que a lo largo de 2018 alcanzará su capacidad máxima de producción, 8 millones de metros cúbicos de gas al día, equivalentes al 10% de la demanda de gas en España.

A esto se añade la adjudicación de bloques en países como Brasil, Estados Unidos, Bolivia y México, y el comienzo del desarrollo de Buckskin, un proyecto a gran escala situado en aguas profundas del Golfo de México estadounidense. Además, la compañía ha tomado decisiones de inversión para los proyectos de YME (Noruega), Angelin (Trinidad y Tobago) y MLN (Argelia).

En lo que se refiere a la actividad exploratoria, 2017 fue un año de grandes descubrimientos para Repsol. En marzo se anunció el mayor hallazgo convencional onshore de hidrocarburos de los últimos 30 años en suelo estadounidense, en concreto en Alaska. Cuenta con unos recursos contingentes estimados en 1.200 millones de barriles recuperables de crudo ligero en la formación donde se realizó el hallazgo.

En Trinidad y Tobago, la compañía descubrió su mayor volumen de gas de los últimos cinco años, cuyos recursos estimados equivaldrían a dos años del consumo de gas en España.

El desempeño del área de Upstream fue reconocido por Standard & Poor’s Global Platts, que destacó a Repsol como mejor empresa de exploración y producción de 2017 por su capacidad para generar valor en un contexto marcado por la volatilidad y los precios bajos del crudo.

6.723M€

mayor EBITDA de
los últimos cinco años

Downstream

El negocio de Downstream alcanzó un resultado neto ajustado de 1.877 millones de euros, en línea con los 1.883 millones registrados en 2016, con lo que se mantuvo como gran generador de caja de la compañía.

El desempeño del área de Refino mantuvo la fortaleza del año anterior. La compañía aumentó el volumen de crudo procesado y aprovechó el mejor índice de margen en España, que alcanzó los 6,8 dólares por barril, un 7,9% superior a los 6,3 dólares por barril obtenidos en 2016.

Durante el año, Repsol realizó paradas de mantenimiento en las instalaciones de Cartagena, Bilbao y A Coruña, que introdujeron mejoras en innovación, eficiencia energética y productividad, con las que Repsol se mantiene entre los líderes del sector en Europa.

El área de Marketing mejoró sus resultados y aumentó sus ventas. Las estaciones de servicio de la compañía incrementaron sus volúmenes comercializados, a la vez que siguieron innovando con nuevos servicios diseñados para ampliar la oferta a sus clientes. En este sentido, Repsol alcanzó acuerdos con compañías de referencia como Amazon, que permite a los clientes recoger sus compras en las estaciones de servicio, o El Corte Inglés, con quien se ha ampliado el acuerdo de implementación de las tiendas Supercor Stop & Go en las estaciones del Grupo Repsol.

Por otro lado, la compañía lanzó la aplicación Waylet, que permite a los clientes pagar con el móvil en las estaciones de servicio y obtener descuentos y promociones. La aplicación continuará con su desarrollo para evolucionar hacia un medio universal de pago con teléfono móvil.

La compañía ha anunciado recientemente el lanzamiento, junto con Kia, de un nuevo servicio de carsharing, denominado WiBLE. Como líder en el suministro energético para la movilidad, Repsol busca con este proyecto impulsar iniciativas innovadoras que representen alternativas para el transporte y ofrezcan valor a los clientes.

La aportación del área de Trading y Gas & Power también fue mayor a la del ejercicio anterior, impulsada por un mejor comportamiento del negocio en Norteamérica y el positivo desempeño de la actividad de trading, beneficiada por una demanda más elevada y mejores márgenes.

El área de Lubricantes, por su parte, incrementó sus ventas mientras prosiguió con su estrategia de internacionalización, mediante la cual sus productos están presentes en más de 90 países. El plan estratégico de este negocio contempla duplicar el volumen total de ventas, hasta las 300.000 toneladas, y cuadruplicarlo en entornos internacionales. Para dar respuesta a parte de este crecimiento, Repsol está llevando a cabo una inversión de cinco millones de euros en su planta de Puertollano, que produce casi el 80% del total de lubricantes de la compañía.

En cuanto el negocio de Química, en 2017 mantuvo los buenos resultados obtenidos en 2015 y 2016, en un año en el que ha consolidado mejoras de eficiencia y avances en diferenciación

46%

revalorización de la acción
de Repsol desde 2016