Seguridad y medio ambiente

Imagen de cascos de seguridad con el logotipo de Repsol

Repsol impulsa una cultura de seguridad y medio ambiente excelente, con el fin de conseguir un desempeño óptimo en todas sus operaciones que proteja a las personas, al entorno y a las instalaciones.

Para cumplir este objetivo, la compañía realiza periódicamente un diagnóstico que le permite identificar cuáles son sus principales retos y oportunidades en esta materia, en el que se tienen en cuenta las expectativas de sus partes interesadas, las tendencias del sector, la regulación que puede entrar en vigor a corto plazo y, sobre todo, su Plan Estratégico.

En la actualidad, entre las principales líneas de acción en materia de Seguridad y Medio Ambiente destacan la gestión de riesgos, la mejora de la eficiencia operativa en materia de carbono, agua y residuos y la gestión de la biodiversidad.

En Repsol, la seguridad y el medio ambiente forman parte de los objetivos de los empleados que disponen de retribución variable, constituyendo entre el 10 y el 15% de sus objetivos.

La compañía está convencida de que el objetivo de "cero accidentes" es posible con la implicación y compromiso explícito de todas las personas que participan en sus actividades. Sea cual sea su puesto o su ubicación geográfica, todos los empleados de Repsol son responsables de su seguridad, así como de contribuir a la del conjunto de las personas que les rodean.

Gestión de riesgos

Para garantizar la protección de sus empleados y la seguridad de sus instalaciones, Repsol considera imprescindible una correcta identificación, evaluación y gestión de los riesgos asociados a los procesos y activos industriales. Con el objetivo de prevenir accidentes, se realizan análisis de riesgos a lo largo de todo el ciclo de vida de los activos, aplicando los mejores estándares internacionales en el diseño y empleando estrictos procedimientos durante la operación y el mantenimiento.

La seguridad de procesos permite a Repsol dar respuesta a los principales retos de la compañía en materia de seguridad. Por primera vez, en 2015 se establecieron objetivos específicos para los accidentes de seguridad de proceso. En concreto, la accidentabilidad de proceso se redujo en un 17% respecto a los valores del año anterior, mejorando además el objetivo anual establecido.

Repsol continúa trabajando en reducir la accidentabilidad personal. Para evaluar los objetivos de accidentabilidad, el indicador que se considera más apropiado es el Índice de Frecuencia de accidentes total integrado (IFT), que mide el número de accidentes computables sin pérdida de días y con pérdida de días en el año por cada millón de horas trabajadas. En 2015, este índice se redujo un 5% con respecto al año anterior.

Además, la compañía comenzó a trabajar en 2015 en un Plan de seguridad anticipativa llamado SMArtKeys. Este plan se articula en tres ejes, Personas, Procesos y Plantas, y se ha diseñado para prevenir accidentes industriales. Será de aplicación en los negocios más susceptibles de tener este tipo de accidentes, es decir, en Exploración y Producción, Refino, Química y GLP.

Por otro lado, Repsol trabaja en distintas líneas de acción para la prevención y respuesta ante accidentes ambientales, entre las que destacan los mecanismos de prevención y detección temprana de derrames. En el año 2015 no se produjo ningún derrame relevante y la cantidad de hidrocarburo total derramada fue inferior a la del año anterior.

Cuando tiene lugar un derrame, Repsol activa sus mecanismos de respuesta ante emergencias y, posteriormente, establece nuevas acciones preventivas para evitar que vuelvan a ocurrir. Estos mecanismos son un elemento crítico en Repsol, fundamentales para reducir al máximo los impactos sobre el medio ambiente y las personas.

Mejora de la eficiencia operativa

Para minimizar los posibles impactos ambientales generados por el desarrollo de su actividad, Repsol impulsa una estrategia baja en carbono, optimiza la gestión del agua, mejora la gestión de los residuos y considera la biodiversidad como un elemento clave.

Estrategia baja en carbono

Repsol tiene un firme compromiso frente al cambio climático, y muestra de ello es que a lo largo de todo el ciclo de vida de sus actividades y productos se impulsan iniciativas que reducen la intensidad energética y, por tanto, las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Este compromiso se articula en torno al establecimiento de un objetivo global de reducción de CO2 equivalente a 1,9 millones de toneladas para el periodo 2014-2020.

Entre 2014 y 2015, Repsol desarrolló acciones que han permitido reducir 0,9 millones de toneladas de CO2 equivalente, lo que supone que en solo dos años se ha alcanzado más del 40% del objetivo de reducción establecido para todo el periodo.

Además, como firmante del documento "Paris Pledge for Action", Repsol apoya el acuerdo de la sesión nº21 de la Conferencia de las Partes de Naciones Unidas (COP21) para no superar un incremento de la temperatura media del planeta de 2ºC con respecto a la época preindustrial, y trabaja para que la compañía sea parte de la solución del problema climático.

Desde hace varios años, Repsol implementa en sus instalaciones un Sistema de Gestión de Energía de acuerdo a los requisitos de la Norma Internacional ISO 50001.

En 2015 se certificó el área química del Complejo Industrial de Tarragona, con lo que ya ascienden a ocho las refinerías, plantas químicas y activos de Exploración y Producción que cuentan con este distintivo, a las que hay que unir otras ocho plantas de producción de lubricantes.

Repsol obtuvo en 2015 la máxima puntuación (100 puntos) en transparencia en el reporte de la gestión del carbono, según el índice de sostenibilidad "Climate Disclosure Project" (CDP). Esta calificación señala que Repsol proporcionó información exhaustiva sobre su estrategia de cambio climático, los procesos y resultados de su gestión de riesgos y las mediciones y la gestión de su huella de carbono.

Gestión del agua y residuos

El agua es un recurso estratégico con un importante valor económico, social y medioambiental. Por ello, Repsol definió en 2014 un Plan de Acción de mejora de la gestión de agua 2015-2020 para cada instalación, con tres líneas de trabajo fundamentales: mejora de la calidad del inventario, preparación ante futuros requerimientos regulatorios y reducción de la competencia por el recurso. En 2015 este Plan alcanzó una implantación del 95%, diez puntos por encima del objetivo fijado por la compañía.

Repsol trabaja para mejorar la gestión de residuos a lo largo de todo el ciclo de vida de sus procesos. Para conseguirlo, la compañía dispone de un mapa de residuos de todas las actividades, que utiliza los criterios de reporte de las mejores prácticas del sector. El compromiso de Repsol se refleja en el objetivo de reducción de 50 kilotoneladas de residuos para el periodo 2015-2020. Gracias a los esfuerzos realizados por las distintas áreas de negocio, se ha superado el objetivo anual establecido, hasta alcanzar una reducción de 9 kilotoneladas en 2015.

Gestión de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos

Repsol se compromete a mitigar los potenciales impactos sobre la biodiversidad y los recursos que esta proporciona (servicios ecosistémicos) durante la planificación y desarrollo de sus proyectos y operaciones. Ha sido la primera compañía Oil & Gas en aplicar la metodología "IPIECA Biodiversity and Ecosystem Services (BES) Management Ladder", utilizada para analizar la situación actual de los activos existentes de exploración y producción e identificar los próximos pasos a realizar. En 2014 se establecieron 153 líneas de trabajo sobre las que Repsol está actuando para conservar y/o mejorar la biodiversidad del entorno donde está situada. Durante 2015 se desarrollaron nuevas acciones y se alcanzó un cumplimiento del 90% del plan anual establecido.

Icono descenso17%

reducción de
accidentabilidad
de seguridad
de proceso

16

instalaciones
con Sistema
de Gestión
de Energía
Certificado

95%

de implantación
del plan de acción
de mejora de la
gestión del agua

9

kilotoneladas
de reducción
de residuos
en 2015

100/100

máxima puntuación
en transparencia
en el reporte
de la gestión del
carbono, según
el índice "Climate
Disclosure Project"

Más información sobre el compromiso de Repsol con la Sostenibilidad