Mensaje del Consejero Delegado

Imagen del Consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz San Miguel

 

Estimados accionistas,

Como ya tuve ocasión de hacer el pasado año, me dirijo a ustedes para darles cuenta de la gestión y resultados de nuestra compañía durante el anterior ejercicio, así como para informarles sobre los principales objetivos y proyectos que estamos abordando en la actualidad.

El año 2015 ha sido decisivo y retador para Repsol. La adquisición de Talisman Energy ha transformado nuestra empresa reforzando el carácter de Repsol como compañía integrada global ya que nos ha permitido incorporar activos de Upstream de gran calidad en áreas estratégicas como Norteamérica, Latinoamérica o el Sudeste Asiático y, de manera igualmente importante, nos ha aportado talento de primer nivel en capacidades complementarias a las que hasta entonces teníamos en nuestra empresa. Repsol cuenta hoy con el equipo humano y el tamaño crítico que son necesarios para emprender una nueva etapa enfocada en la mayor creación de valor.

El Plan Estratégico 2016-2020 que presentamos al mercado el pasado mes de octubre responde a estos objetivos y nos permite, asimismo, hacer frente a la profunda crisis de precios que ha experimentado nuestro sector y que, en 2015, ha tenido un severo impacto en los resultados y valoración bursátil de las compañías que lo integramos.

Para contrarrestar estos efectos, Repsol puso en marcha un amplio programa de actuación destinado a lograr mayores niveles de rentabilidad y eficiencia en todas sus operaciones, de manera que el resultado neto ajustado, que refleja estrictamente la marcha de los negocios, alcanzó los 1.860 millones de euros, un 9% más que en 2014.

Con todo ello, en un ejercicio de máximo rigor y prudencia, el Consejo de Administración decidió realizar provisiones extraordinarias netas por valor de 2.957 millones de euros con cargo a resultados con objeto de adaptar el valor de nuestros activos a un escenario altamente deprimido de precios. La mayor parte de estas provisiones tienen carácter contable y podrán revertirse positivamente en la cuenta de resultados de próximos ejercicios en caso de que aumenten los precios del crudo y del gas.

Estoy seguro de que la fortaleza de nuestro proyecto, junto a la capacidad que esta compañía ha demostrado en los últimos años para adaptarse a diferentes escenarios, nos permitirán superar las dificultades que pueda presentar nuestro entorno

En cuanto al desempeño de nuestros negocios, el Downstream tuvo en 2015 un excelente comportamiento e incrementó su resultado neto ajustado un 113% hasta alcanzar la cifra de 2.150 millones de euros. Este resultado estuvo sólidamente soportado en el aumento de los márgenes del refino y la química, cuya magnitud fue posible gracias a las inversiones en eficiencia acometidas en nuestras instalaciones en ejercicios anteriores. El indicador del margen de refino de Repsol en España se situó en 8,5 dólares/barril, dos veces el del ejercicio anterior, y se sigue manteniendo como uno de los más altos de la industria. En Química, las ventas aumentaron un 6% respecto a las de 2014.

En lo que se refiere al Upstream, nuestro negocio experimentó un salto cualitativo y cuantitativo gracias, como he mencionado anteriormente, a la incorporación de Talisman. La producción media de hidrocarburos alcanzó los 559.000 barriles equivalentes de petróleo al día, un 57% superior a la de 2014, y las reservas crecieron un 54% hasta los 2.373 millones de barriles.

El cumplimiento de los objetivos del Plan Estratégico anterior culminado con la adquisición de Talisman nos ha dotado de nuevas fortalezas para iniciar la nueva etapa configurada por el Plan Estratégico 2016-2020. Una de las palancas clave de este Plan es el programa de eficiencias y sinergias, cuya meta inicial era alcanzar ahorros de 2.100 millones de euros anuales a partir de 2018. Por otra parte, ante la persistente debilidad de los precios de crudo y gas, el Consejo de Administración decidió el pasado 27 de enero incorporar el objetivo adicional de conseguir un ahorro de 1.100 millones de euros durante 2016. Otra de las herramientas para cumplir nuestros compromisos en 2020 es el plan de desinversiones en activos no estratégicos, que tiene como objetivo alcanzar los 6.200 millones de euros en todo el periodo del Plan.

La incorporación de los activos procedentes de Talisman, altamente diversificados y de gran calidad, ha aumentado sustancialmente nuestra capacidad de gestión y flexibilidad, y nos permite hacer compatible la solidez y rentabilidad de los activos con la desinversión de los considerados no estratégicos.

Señores accionistas, estoy seguro de que la fortaleza de nuestro proyecto, junto a la capacidad que esta compañía ha demostrado en los últimos años para adaptarse a diferentes escenarios, nos permitirán superar las dificultades que pueda presentar nuestro entorno.

Tras un ejercicio como el de 2015, singularmente positivo para Repsol por la integración de Talisman, y extraordinariamente complejo por el entorno de bajos precios, mi deber es gestionar la compañía como si este último escenario resultase permanente. Actuar de manera rigurosa, ser más competitivos, reducir gastos y mejorar nuestros estándares de eficiencia nos va a permitir obtener los mejores resultados posibles en entornos adversos como el que vivimos actualmente y, también, salir fortalecidos para abordar futuras etapas con nuevos y mayores retos.

Mi compromiso y nivel de exigencia para con ustedes es absoluto. Muchas gracias por la confianza que han depositado en nosotros. Con su apoyo, conseguiremos cumplir nuestros objetivos y hacer realidad una Repsol más eficiente, ágil y competitiva.

Firma del consejero delegado de Repsol.

Josu Jon Imaz San Miguel

Consejero Delegado