Downstream: un desempeño excelente

Incremento del 113% del resultado neto ajustado

El año 2015 fue excelente para el negocio de Downstream, cuyo resultado neto ajustado aumentó un 113% hasta 2.150 millones de euros.

El incremento del beneficio se debió a la evolución favorable de los negocios de Refino y Química, impulsados por mejores márgenes, los planes de eficiencia y menores costes energéticos. En el caso de Refino, el margen en España se situó en 8,5 dólares/barril, más del doble que el año anterior. En Química, las ventas aumentaron un 6% hasta los 2,8 millones de toneladas.

Además, Repsol fue calificada como mejor compañía del mundo en el ámbito del Downstream por la agencia especializada Platts gracias a la calidad y excelencia operativa de sus activos industriales, a su mayor eficiencia, a la reducción de emisiones y, sobre todo, a la fortaleza de su sistema de gestión de refino en España, totalmente integrado y único en Europa.

En los últimos años se habían realizado importantes inversiones en las refinerías de Cartagena y Bilbao, que permitieron a Repsol situarse a la cabeza de las compañías integradas europeas en términos de eficiencia, creación de valor garantizada y resiliencia ante escenarios de bajos precios del petróleo.

El Plan Estratégico 2016-2020 contempla una mayor integración entre las actividades de Refino y Marketing, con desinversiones en activos no estratégicos y una clara orientación a la reducción de los costes energéticos y emisiones de CO2. Todo ello, con un objetivo de generación de caja libre por valor de 1.700 millones de euros anuales de media.

El Consejero Delegado, Josu Jon Imaz, preside el Comité Ejecutivo de Downstream, responsable de las decisiones de alto nivel en este ámbito y con plena capacidad ejecutiva.