Un año de transformación

Repsol evoluciona para dar respuesta a su nueva dimensión global

Con la adquisición de Talisman, Repsol cuenta con una oportunidad única de dar un salto de calidad en su posicionamiento como compañía energética integrada y global. Repsol es ahora una compañía con mayor equilibrio entre sus negocios de Upstream y Downstream, lo que demanda una gestión más global de sus actividades en todo el mundo.

Hacer frente de forma exitosa a los retos presentes y futuros requiere preservar y potenciar las fortalezas actuales haciendo evolucionar, al mismo tiempo, su modelo de gestión para generar nuevas ventajas competitivas.

Esta visión se ha traducido, entre otras medidas, en la puesta en marcha de una nueva organización. En línea con las mejores prácticas internacionales de gobierno corporativo y atendiendo a la nueva dimensión y mayor presencia internacional de Repsol, el Consejo de Administración, a propuesta de su Presidente, Antonio Brufau, y con el informe favorable de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones, aprobó un esquema organizativo acorde a la nueva situación derivada de la integración de Talisman.

En esta nueva organización, el Consejero Delegado, Josu Jon Imaz, asume todas las funciones ejecutivas, al tiempo que se refuerza la capacidad de gestión de los negocios para aumentar su eficiencia y potencial de creación de valor.

Presididos por el Consejero Delegado, se constituyen tres órganos de máxima dirección: Comité Ejecutivo Corporativo, Comité Ejecutivo de E&P (Exploración y Producción), y Comité Ejecutivo de Downstream. Estos tres Comités tienen responsabilidad plena en sus ámbitos de actuación.

El Comité Ejecutivo Corporativo es el órgano responsable de las decisiones transversales y de las políticas de ámbito global.