Parte I: Perfil

Parte II: Indicadores de Desempeño

Gestión de los residuos

El contexto actual de aumento del consumo y restricciones de acceso a las materias primas exige desacoplar el crecimiento económico del uso de los recursos naturales. Este nuevo modelo de producción y consumo sustituye la economía lineal actual de extraer, fabricar y eliminar por una economía circular donde la conversión de los residuos en recursos es el elemento que cierra el círculo.

En Repsol trabajamos en mejorar la gestión de residuos a lo largo de todo el ciclo de vida de nuestros procesos, para minimizar nuestro impacto en el medio ambiente.

Los residuos generados en la compañía pueden proceder de actividades productivas de operaciones de mantenimiento, operaciones especiales, pueden ser los derivados de las remediaciones de suelos, de las operaciones de perforación o generados en la construcción o desmantelamiento de instalaciones. Clasificamos los residuos en peligrosos y no peligrosos en función de ciertas características como toxicidad o inflamabilidad. Para minimizar su generación, prestamos gran atención a cómo manejamos los residuos que se originan en cada una de las fases de nuestro trabajo, adoptando medidas destinadas a la mejora de la gestión interna. Para ello, priorizamos la minimización en la generación de residuos y reducimos su disposición en vertedero mediante la reutilización y el reciclado, según la jerarquía establecida en las mejores prácticas de residuos.

En línea con la publicación del paquete de medidas de economía circular realizada por la Comisión Europea, el pasado 2 de diciembre,, en Repsol estamos llevando a cabo acciones de reducción de ineficiencias de procesos mediante la minimización de la generación de residuos e impulsando proyectos para que los residuos permanezcan durante más tiempo en los procesos productivos, minimizando la eliminación externa y fomentando el cierre del círculo de la economía circular. Con esto conseguiremos asegurar que materiales válidos encuentren su reintroducción en el ciclo económico.

El compromiso de Repsol se refleja en el objetivo de reducción de 50 kilotoneladas de residuos, establecido para el periodo 2015-2020. Gracias a los esfuerzos realizados por las distintas áreas de negocio se ha superado el objetivo anual establecido, llegando a conseguir una reducción de 9 kilotoneladas en 2015.

Además de este objetivo cuantitativo, hemos definido acciones cualitativas de mejora en la gestión de residuos. Hemos establecido objetivos de mejora en el negocio de exploración y producción a través de la implementación de las Environmental Performance Practices (EPP) de compañía en la gestión de lodos y cuttings de perforación. Estas directrices constituyen un conjunto de estándares comunes con independencia del área geográfica en la que se opere y la legislación concreta de cada país. En 2015, se ha implementado el 100% de las EPPs previstas.

En las gráficas siguientes se muestra la evolución de los residuos peligrosos y no peligrosos:

El desglose de los mismos por actividad para el año 2015 es el siguiente:

Residuos peligrosos (%)Residuos no peligrosos (%)
Exploración y Producción2018
Refino3843
Química3123
Marketing109
Otros[1]17

En las gráficas que se muestran a continuación se reporta la gestión llevada a cabo durante 2015 para cada categoría:

La importante reducción de residuos no peligrosos observada en 2015 se debe, en gran medida, a que la cantidad reportada en 2013 y 2014 incluía la generación extraordinaria que se produjo por trabajos de adecuación de suelos en las actividades de Refino Perú.

Adicionalmente, hemos llevado a cabo acciones de reducción en todas las áreas de la compañía, tanto de residuos peligrosos como no peligrosos, y hemos realizado mejoras en la gestión final de los mismos, con el objetivo de reducir la cantidad de residuos que van al vertedero. En las actividades de Refino y Química, por ejemplo, hemos aumentado la eficiencia en las limpiezas de fondos de tanques, hemos aumentado el secado de residuos gracias a la mejoras en el uso de centrífugas y hemos reaprovechado corrientes internas.

En Exploración y Producción hemos desarrollado acciones para reducir la cantidad de residuos llevada a vertedero a través de su valorización propia o por parte de terceros.

En el área de Lubricantes, participamos activamente en el Sistema Integrado de Gestión (SIG) de Ecoembes, encaminado a la recogida selectiva y recuperación de residuos de envases para su posterior tratamiento, reciclado y valorización. Además, hemos implantado un sistema de logística inversa que optimiza la vida útil de algunos de los envases en los que se comercializan los productos (contenedores y bidones) y hemos asumido la presidencia de SIGAUS (Sistema Integrado de Gestión de Aceites Usados), entidad que se encarga de la recogida y posterior tratamiento del aceite usado, tanto de procedencia industrial como de vehículos.

Los datos anteriores no incluyen la cantidad de residuos generados en las actividades de perforación, cuya información se recoge a continuación:

RESIDUOS DE PERFORACIÓN (TONELADAS)
201320142015
Cuttings y fluidos en base acuosa114.30293.489169.025
Cuttings y fluidos en base no acuosa1.67611.98074.584
Total115.978105.469243.609

La actividad de perforación llevada a cabo en los activos adquiridos de Talisman es muy superior a la realizada en el resto de activos, por lo que en 2015, se incrementa significativamente la cantidad de lodos de perforación reportados.

Como acción a destacar, hemos llevado a cabo en Angola un proyecto de monitorización de la acumulación de ripios y lodos en el lecho marino. El proyecto lo hemos estado desarrollando con la colaboración de Oceaneering, empresa propietaria del Remotely Operated Vehicle (ROV), utilizado para estimar el espesor de la capa de ripios y lodos acumulados en el fondo marino y tomar las fotografías y videos necesarios para realizar el seguimiento y analizar el impacto.